domingo, 18 de julio de 2010

Claroscuro.


Para que quede claro, como los cielos derramados.

Soy la combinación de tus latidos con el silencio, soy casi como la desesperación, sabor caliente, de urgente corazón, deleznable, de carne cruda. Soy detestable hasta mi amanecer porque mi piel no alcanza para cubrir tu sol. Si mis ojos muertos no te convencen, que lo haga mi locura. Si soy la forma impaciente del amor quiero que te comas mis nervios . Y quiero que te hundas sobre mí.

Si derramaste tu vida sobre mi espalda, es porque sabias que cabía. Si te atrapé en mi cintura es porque me gustan las cosquillas. Si tendría suficiente amor te lo daría. Pero soy un exceso cariño, plétora de alma, incandescente a tu alivio. Soy el consuelo de tu explosión.

Entonces qué parte de “Te amo” no te queda claro?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario