jueves, 26 de mayo de 2011

Malestar



La gripe me es escalofriante, falaz, y poco afable.
Cuando se trata de no estar presente ni presta, yo soy la experta, y no hablo de turnos ni áreas, sino de sentido y médula.
Cuando se trata de disipar claridad, prefiero sonar como el mar…
sruurhurhuerhu ….

Cuando se trata de mi hogar, entonces soy conducida por el régimen solar.
La gripe puede ser caliente y eterna. La gripe puede hacerme dar cuenta.
Mi gracia pueril se incendia,
Huele a crack,
Amo la bulla de mis ojos,
Hasta que me inundo en sal,
Maldecida muscular, mi cabeza va estallar,
Pero sabré acreditar mi mal,
Con el sudor de la destemplanza,
Con la lujosa tembladera,
De una lengua espesa.

La gripe es el océano más profundo que hay.
Y estoy bañada en su tempestad,
Estoy atrapada en su densidad.
Estoy nadando en su cabal,
El malestar siempre me dio un motivo para adular
el Mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario