jueves, 27 de septiembre de 2012

APASSIONATA



Tu alma hierve contranatura
cuando arremete el amor .

 Tu verga puntea mi corazón
cuando sorteamos el pecado,
y cuando ardemos sin futuro
en las penas de mis piernas
la mala onda se me impregna.

Atrapando  paz en exceso
y convirtiendo un orgasmo fantasmal
en una pulsión de cielo: Amor mío,
cuando el sadomasoquismo de mis ojos
oculten los tuyos, sabrás que no duelo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada